Home » A Nuestros Alumnos » Palabras de Bienvenida

Palabras de Bienvenida

Este año comenzamos nuestro sexto año en FADU, al frente de una de las cátedras a cargo de una asignatura tan particular como lo es DIRECCION Y LEGISLACION DE OBRA (“Legal”).

Desde que existe nuestro espacio académico, repetimos hasta el hartazgo que los contenidos que se dictan son útiles para el desarrollo de un ejercicio profesional serio, digno, sano y consciente. La asignatura permite conocer cuáles son las situaciones que pueden afectar seriamente el ejercicio profesional; los nuevos tiempos imponen que no debe esperarse a que ocurra una situación indeseable, sino más bien a prevenir todo escollo que afecte la tarea del arquitecto.

¿Cuál es la importancia de la prevención?

Una visión indebida de la percepción de vida muchas veces hace que, ante emprendimientos de todo tipo, no adoptemos los recaudos convenientes. Eso lleva a que cuando se produce un resultado indeseado, sobrevengan los arrepentimientos por no haber obrado con el debido cuidado. Muchas veces un problema puede evitarse por la sola previsión de las consecuencias.

Sin ir más lejos,  el Código Civil y Comercial de la Nación dice en la primera parte del artículo 1725 que “Cuanto mayor sea el deber de obrar con prudencia y pleno conocimiento de las cosas, mayor es la diligencia exigible al agente y la valoración de la previsibilidad de las consecuencias.”. Resulta obvio entender que en nuestro caso, el AGENTE es el ARQUITECTO, quien en su tarea, debe obrar con prudencia y pleno conocimiento de las cosas pero no como un simple ciudadano sino como un ciudadano que posee un título profesional, y de ahí que este saber, así como habilita a hacerse merecedor del debido trato, también exige afrontar consecuencias por lo que se hace mal, o lo que debiéndose hacer, no se hace.

Ya no se trata solamente de la consulta a un abogado sobre el contrato a celebrar con el cliente, sino de la verdadera adopción de una filosofía de vida que sea parte del ejercicio profesional. Desde el momento en que van floreciendo las ideas preliminares de la obra hasta su finalización.

Reiteramos, como lo hicimos tiempo atrás, que la FADU propone el cambio del plan de estudios. Es de esperar que dicho plan sirva para el mejoramiento del perfil del arquitecto actual y no en desmedro  de su rol. Más que seguro que  antes de su puesta en vigencia, se hará imperioso su análisis. Dada su función social, la Universidad Pública debe siempre promover la discusión sobre el rol profesional, dado que los tiempos actuales se desarrollan a un ritmo que amerita discutir el alcance de los contenidos a tratarse y su verdadera utilidad para el perfil del egresado que se busca. 

Tal como hacemos desde que comenzamos a enseñar en esta casa de estudios, nuevamente decimos: Gracias por comenzar este año junto a nosotros. Gracias por ser parte de esta cátedra.

 Captura

                                                                                              Claudio Fabián Torres

Comments

Seguinos en Facebook