Inicio » A Nuestros Alumnos » Palabras de Bienvenida

Palabras de Bienvenida

Este año 2021 comienza del mismo modo que comenzamos el ciclo 2020: a lo lejos, aunque tratando de mantenernos cerca

La situación sanitaria actual no es propicia para la presencialidad, pero, aun así, y esperanzados en que más temprano que tarde todo pueda normalizarse, estamos dando inicio a un nuevo curso de nuestra asignatura, esta vez es nuestro curso número doce, contando los cursos de verano de 2020 y 2021.

 “DIRECCION Y LEGISLACION DE OBRA («Legal») no es una asignatura más de la currícula, y debemos decir que muchas veces se la observó como una asignatura más. En realidad, creemos que “ninguna asignatura es una asignatura más”, sino que, por el contrario, todas y cada una de las asignaturas hacen a un todo, que es ni más ni menos que enseñar arquitectura. Y la arquitectura no es solamente aprender a diseño, sino aprender los contenidos de cada una de las asignaturas que componen el plan de estudios de la carrera, puesto que, sin dichos contenidos, el diseño devendría en una cascara vacía.

Los prodigios arquitectónicos que podemos apreciar son, muchas veces, dignos de admiración. Podemos estar horas apreciando obras, a través de imágenes en libros, revistas, videos, o bien recorriéndolas. Y en todas, sin excepción, aunque el diseño sea lo primero que se aprecia, no menos cierto es que para que ese diseño exista, la obra requiere de conocer otros componentes que enfatizan a ese diseño: las estructuras, las instalaciones, la materialidad, son elementos inescindibles que conforman a esto todo que es la obra de arquitectura.

Por eso decimos que no existen materias importantes, sino que, en un plan de estudios, todas las materias lo son, todas sirven para enseñar Arquitectura.

Y enseñar Arquitectura no es fácil. No es fácil pues se trata de enseñar a concebir un elemento que habrá de albergar a personas, para que en dichos elementos se desarrolle la vida misma. Y es por eso que cada profesional se debe involucrar en lo que esa persona necesita y siente, de modo tal que se pueda dar respuesta a esas necesidades y sentimientos. Quizá sea fácil diseñar para sí mismo, pero diseñar para los otros requiere mucho de instrumentar un diálogo con nuestros clientes. De ese dialogo, sin duda, surgirá la luz que habrá de generar un partido arquitectónico que desemboque en el proyecto de la obra y su tan ansiada concreción física. 

Hacer la obra requerirá nuestro esfuerzo para que ese hacer se desarrolle en un marco de adecuadas utilizaciones de recursos humanos y materiales, sin soslayar el necesario apego a todas las normas que regulan el quehacer profesional. Y para eso, en esta asignatura queremos acercarlos al tratamiento de las distintas problemáticas que pueden surgir en la vida profesional, para que puedan adquirir destrezas que les permitan afrontar todo tipo de desafíos.

Como siempre decimos al iniciar un nuevo ciclo: Gracias por comenzar este curso junto a nosotros. Gracias por ser parte de esta cátedra.

 Captura

                                                                                              Claudio Fabián Torres