Home » A Nuestros Alumnos » Palabras de Bienvenida

Palabras de Bienvenida

  1. Ocho cursos regulares, contando éste, que estamos iniciando. Ocho temporadas al frente de una de las cátedras a cargo de una asignatura tan particular como lo es DIRECCION Y LEGISLACION DE OBRA (“Legal”).

Hace un tiempo, en esta misma bienvenida, dijimos que es realmente saludable saber que una asignatura como Legal está cobrando importancia ya que ha dejado de ser vista como una asignatura más de la currícula para ser tomada como una herramienta que permite un ejercicio profesional serio, digno, sano y consciente.

Aun así, debemos decir que no todos los profesionales creen que esta asignatura es importante. A veces, se cree que en una Facultad como la nuestra, una asignatura es la vedette, y el resto, son disciplinas de relleno. Todo eso es una falsedad enorme, y quien así cree en esa falsedad, demuestra ignorancia (y si no es ignorancia, es cinismo).

¿Hasta dónde una asignatura es o no es importante? Creemos que todas las asignaturas de un Plan de Estudios conforman un todo. Entonces, mal podríamos decir que en instalaciones se enseña instalaciones, en historia se enseña historia, en legal se enseñan leyes, etc., como si todo se trata de compartimentos estancos. La carrera universitaria es el conjunto de elementos que hacen a un todo. En nuestra FADU, en la carrera de Arquitectura, se enseña ARQUITECTURA, y cada una de las asignaturas no enseñan temas apartados del resto, sino que también enseñan Arquitectura. Pero desde distintos lugares: desde la historia, desde las instalaciones, desde las técnicas constructivas, desde lo legal, y así… La importancia de cada asignatura está dada no por su introducción en un Plan de Estudios sino además por la pertinencia de sus contenidos y por el modo de transferencia de esos contenidos, a fin de hacerlos amables y asequibles al alumnado.

En nuestra Facultad, permanentemente trabajamos ya no solamente para ser una opción válida dentro de una oferta académica, sino para hace nuestro aporte a que el ejercicio profesional de la arquitectura sea serio, digno, sano y consciente. Hacer el propio camino profesional es una ardua tarea, pues muchas veces, tenemos que tomar decisiones, tales como no ir por un camino ya marcado, sino hacer el propio camino. No es fácil. No es imposible.

Coincidiendo con Emerson, decimos que ser uno mismo en un mundo que constantemente intenta hacer de nosotros otra cosa, es el mayor logro.

Así como en 2015 hemos dado un gran paso incorporando a los contenidos las transformaciones que se generaron con la puesta en vigencia del Código Civil y Comercial de la Nación, este ciclo que se inicia cuenta con dos elementos de alta relevancia, y no exentos de polémica: los nuevos Códigos de Edificación y Urbanístico de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Estas nuevas normas se incorporan a los contenidos que dictaremos, y debido a su reciente aparición, justo es aclarar que, como con todo aquello que es novedoso, iremos de a poco. Las normas  tienen sus aciertos y tienen sus defectos, y sobre éstos últimos, abriremos la discusión para que se subsanen. 

Y como siempre decimos al iniciar un nuevo ciclo regular: Gracias por comenzar este año junto a nosotros. Gracias por ser parte de esta cátedra.

 Captura

                                                                                              Claudio Fabián Torres